Menu
Full Website

Programa de Mediación para el Bienestar del Menor

  • Información referente al Programa de Mediación para el Bienestar del Menor
  • Preguntas frecuentes
  • Formularios y Estatutos del Programa
  • Comuníquese con nosotros

  • Información referente al Programa de Mediación para el Bienestar del Menor


    Propósito del programa

    El propósito del Programa de Mediación para el Bienestar del Menor ("programa") es de cumplir más a fondo el objetivo del tribunal de menores: velar por el interés del menor, y a la vez apoyar los derechos, las responsabilidades y la participación de los padres. El programa también cumple su función al aumentar la cooperación entre los integrantes del bienestar del menor y agilizar el proceso del bienestar del menor en los tribunales.

    El programa provee una alternativa a la litigación tradicional referente a los asuntos del bienestar del menor. Específicamente, ofrece una respuesta rápida a las necesidades de los menores y las familias y brinda oportunidades para crear soluciones de mutua satisfacción entre las partes.

    Actualmente, el Programa de Mediación para el Bienestar del Menor está disponible en todo el estado, en los ocho distritos judiciales.

    Definición de la Mediación para el Bienestar del Menor

    La Mediación para el Bienestar del Menor provee especialistas imparciales de terceros para ayudar a familias, agencias y abogados que buscan lograr una resolución mutua y aceptable concerniente a los asuntos del bienestar del menor y de colocación. El mediador no posee la autoridad para tomar decisiones ni para dar recomendaciones concerniente al resultado del caso. Durante la mediación, las partes tratarán de resolver los asuntos cooperativamente antes que el caso llegue a juicio. La mediación permite que toda decisión caiga sobre las manos de las partes involucradas.

    Beneficios del Programa basado en el tribunal de Mediación para el Bienestar del Menor(1)

    • Aumentar la cooperación entre los integrantes del bienestar del menor.
    • Disminuir las confrontaciones antagonistas y generar objetivos en común entre los participantes.
    • Crear acuerdos más satisfactorios y perdurables.
    • Facilitar un pleno intercambio de la información más reciente del caso, clarificando la labor y las responsabilidades de cada uno de los participantes.
    • Fomentar el sentido de responsabilidad, tanto en los miembros de la familia como en los profesionales relacionados con la misma.
    • Mantener la seriedad y la participación entre los miembros de la familia, aminorando la alienación del proceso judicial.
    • Proporcionar a los padres la información del proceso judicial, el funcionamiento del sistema judicial, los intereses y la posición del participante y los programas de ayuda disponibles.
    • Aumentar la satisfacción de la familia relacionado con el proceso judicial y los resultados del mismo.
    • Implementar programas de ayuda más tempranamente para casos que pasaron por una mediación.
    • Después de una mediación, es más probable que las familias cumplan con el acuerdo y realicen el plan de programa de ayuda.
    • Acelerar el proceso judicial (desde el arreglo de vivienda hasta la disposición final)
    • Reducir el tiempo en el tribunal y la cantidad de apelaciones

    (1) en base a la encuesta realizada a los participantes, incluyendo abogados, (asistente del Procurador General, defensor de menores [Guardian ad Litem], abogados de la defensa), empleados del Departamento de Servicios para niños y familia (DCFS), jueces y miembros de la familia

    Información de base estadística

    En 2012:

    • Se derivaron 908 casos al programa de mediación a lo largo del estado
    • Ochenta y tres por ciento (83%) de los casos que pasaron por una mediación se resolvieron sin la necesidad de ir a juicio
    • El otro siete por ciento (7%) logró obtener acuerdos parciales o avanzaron para llegar a una resolución


    Page Last Modified: 11/21/2013
    Return to Top