Menu
Full Website

Tutela de un Menor y Régimen de Visitas


Hable con un abogado

Usted no está obligado a contratar a un abogado, pero los asuntos de la tutela de un menor y el régimen de visitas pueden ser complicados. Considere hablar con un abogado para analizar sus opciones. Una manera de hablar con un abogado es por medio de una visita a un taller legal gratuito. Los talleres legales proveen información legal en general y dan asesoría legal breve. También puede contratar un abogado solamente para una parte de su caso, o para realizar un asunto en particular en vez de que lo represente en todo el caso. Pasa más información, diríjase a nuestra página de internet, en la sección Encontrar Ayuda Legal.


Introducción

La tutela de un menor, se refiere al estado legal, concedido por un juez, para el cuidado, control y manutención del menor. En Utah, la tutela se realiza ya sea en un caso por separado o como parte del divorcio, manutención dividida, separación temporal, anulación, paternidad, adopción, negligencia y dependencia, y la terminación de la patria potestad. Una orden de tutela puede ejecutarse en un tribunal de distrito o de menores dependiendo del tipo de caso que sea.

Pese al tipo de caso, las secciones de tutela de los estatutos de divorcio en Utah son los que generalmente rigen la tutela, aun cuando las partes nunca se hayan casado. La mayoría de las órdenes conceden la tutela del menor a uno o a ambos padres. Sin embargo, una orden de tutela podrá ser concedida a otro adulto, por ejemplo, a un abuelo.


Tipos de Tutela de un Menor

La tutela se compone de dos partes: la tutela física y la tutela legal. La tutela física se refiere al lugar donde viven los hijos y la tutela legal se refiere a quién de los padres tiene el derecho de tomar decisiones importantes con respecto a los hijos. Se considera que la tutela legal conjunta es lo mejor para el beneficio del menor, a menos que exista violencia doméstica dentro de la familia, que el hijo necesite atención especial, que los padres residan bastante alejados uno del otro o exista alguna otra causa que el juez considere relevante. Una de las partes podrá contrarrestar esa presunción con pruebas adecuadas. El estado de Utah da validez varios acuerdos de tutela para los hijos menores de edad. Estos acuerdos son los siguientes:

Tutela Legal y Física Exclusiva

La tutela exclusiva de los hijos puede se concedida a cualquiera de los padres. Esto significa que los hijos residen con uno de los padres y éste toma las decisiones más importantes acerca de las vidas de los hijos. Si se concede la tutela exclusiva, se concederá un régimen de visitas al padre que no tiene la tutela. Para más información, diríjase a la sección bajo régimen de visitas.

Tutela legal y Física Conjunta

En este acuerdo, los hijos residen con ambos padres y los dos toman las decisiones importantes acerca de los hijos. La tutela conjunta tiene mayor éxito cuando ambos padres tienen una buena comunicación entre sí, y están dispuestos a trabajar en conjunto para hacerse cargo de las necesidades de los hijos.

La tutela legal conjunta significa que ambos padres trabajan conjuntamente al tomar las decisiones de los asuntos más importantes que afectan a los hijos. Estos asuntos podrán ser, entre otros: qué tipo de religión (si hubiera alguna) se le inculcará al menor; si es que el menor deberá recibir un tratamiento médico o someterse a un procedimiento médico importante; dónde el menor irá a la escuela y permiso para hacerse un tatuaje, contraer matrimonio o unirse al servicio militar antes de cumplir los 18 años. La tutela legal conjunta no afecta el lugar de residencia de los hijos. La tutela física conjunta significa que los hijos residen en la vivienda de cada padre por lo menos 111 noches al año. Lógicamente la tutela física conjunta funciona mejor cuando ambos padres residen en la misma área

Tutelas Legal Conjunta y Física Exclusiva

En este acuerdo, los hijos residen más de 225 noches del año con uno de los padres y el otro padre tiene un régimen de vistas regular; pero ambos padres toman las decisiones importantes con respecto a sus hijos.

Tutela Dividida

Este acuerdo significa que se otorga la tutela física exclusiva a cada padre de por lo menos uno de los hijos en el caso de haber más de un hijo. Se podrá compartir la tutela legal de los hijos con el otro padre que no tiene la tutela, tal como lo ordene el juez.


Lo Mejor en Beneficio del Menor

El juez podrá ordenar cualquier acuerdo de tutela o régimen de visitas hecho por los padres una vez que determine que los acuerdos son lo mejor para el beneficio del menor. Cuando existen desacuerdos de tutela, el juez ordenará el mejor arreglo de tutela en beneficio del menor.

El juez examinará una serie de factores al determinar qué es lo mejor para el beneficio del menor. Algunos de esos factores, identificados en los estatutos, se encuentran enumerados abajo, sin embargo, algunos de estos factores podrían no ser relevantes en su caso, y podrían existir otros factores relevantes para su caso que no se encuentran enumerados.

Factores generales para determinar lo mejor en beneficio del menor si existen conflictos de tutela entre los padres:

  • El comportamiento y valores morales de los padres;
  • Quién de los padres es más probable que actúe en beneficio del menor;
  • Quién de los padres es más probable que permita que el menor tenga una comunicación frecuente y continua con el otro padre;
  • La solidez, calidad y la naturaleza de la relación entre el padre y el menor.

El juez podrá preguntar al menor con quien el menor quisiera vivir, sin embargo, los deseos del menor (sin importar la edad) no son de factor decisivo, y el juez podrá determinar la tutela pese al los deseos del menor. El juez podrá considerar los siguientes factores al determinar si lo mejor para el beneficio del menor se otorgará por medio de una orden de tutela legal o física conjuntas:

  • si la tutela legal o la tutela física conjuntas beneficiará las necesidades físicas, psicológicas y emocionales del menor o su desarrollo,
  • la capacidad de los padres de dar prioridad al bienestar del menor y de llegar a decisiones conjuntas que sean para el bien del menor,
  • si cada padre es capaz o no de alentar y aceptar una relación positiva entre el menor y el otro padre, incluyendo un intercambio de amor, afecto, y contacto entre el menor y el otro padre,
  • si ambos padres contribuyeron o no en la crianza del menor antes del divorcio,
  • la distancia entre los lugares de residencia de los padres,
  • la preferencia del menor (si el menor establece una preferencia sobre la tutela legal conjunta o tutela física),
  • la madurez, voluntad y habilidad de los padres para proteger al menor de los conflictos que puedan surgir entre los padres,
  • la capacidad de los padres de cooperar el uno con el otro y tomar decisiones en conjunto,
  • cualquier antecedente o posibilidad de maltrato de menores, maltrato de cónyuge, o secuestro, y
  • cualquier otro factor que el tribunal considere relevante.

Régimen de Visitas

EL régimen de visitas, o "visitas", es el tiempo que el padre que no tiene la tutela pasa con el menor. La ley estatal provee un horario mínimo de régimen de visitas en caso que los padres no lleguen a un acuerdo con el horario:

El juez puede ordenar cualquier horario que sea apropiado para los hijos y los padres y en beneficio del menor.


Planes de Crianza

Los padres deberán presentar un plan de crianza si es que llegan a un acuerdo de algún tipo de tutela legal conjunta o tutela física conjunta. El juez deberá determinar que el acuerdo de tutela en conjunto sea en beneficio del menor. Diríjase a nuestra página de internet sobre Planes de Crianza para más información y una muestra de un plan de crianza


Mudanza de uno de los padres

La orden de tutela y régimen de visitas regirán la mudanza de uno de los padres. La ley estatal provee ciertas pautas y un horario mínimo de régimen de visitas en caso que los padres no lleguen a un acuerdo de tutela y régimen de visitas tras la mudanza de uno de los padres. Diríjase al Código de Utah, Sección 30-3-37

Una orden judicial regirá la tutela y el régimen de visitas si uno de los padres es desplazado al servicio militar activo. La ley estatal provee pautas en caso que los padres no lleguen a un acuerdo de tutela o régimen de visitas durante un desplazamiento militar. Diríjase al Código de Utah, Sección 30-3-40.


Evaluación de la tutela

Las partes podrán solicitar que un evaluador profesional prepare una evaluación de la tutela. El juez podrá ordenar una evaluación de la tutela aun cuando no se presente una moción por una de las partes. La evaluación de la tutela puede ser costosa y el gasto generalmente se divide entre las partes. Para más información, diríjase a la Regla 4-903 y nuestras páginas sobre Evaluación de la Tutela y la Tutela de un Menor y Régimen de Visitas


Coordinador para padres

Los padres que requieran ayuda para resolver conflictos en asuntos de planes de crianza podrán solicitar que el juez les asigne un coordinador para padres. El juez podrá ordenar los servicios de un coordinador para padres con o sin una estipulación de las dos partes. El coordinador para padres es un profesional en salud mental, experto en desarrollo infantil y brinda ayuda para resolver las diferencias entre los padres por medio de asesoramiento con respecto a las necesidades de los hijos y el funcionamiento de una serie de planes de crianza. Las conversaciones y recomendaciones son confidenciales y los padres no están en la obligación de aceptar el asesoramiento que se les brinde. Para más información y formularios, diríjase a nuestra página de internet sobre Coordinador para padres.


Ejecución de una Orden de Tutela o de Régimen de Visitas

Todas las partes deberán cumplir las órdenes judiciales. Los padres que tienen la tutela del menor no deberán impedir/se el régimen de visitas, aun cuando no se realice el pago de manutención del menor. Un padre no podrá retener la manutención del menor aun cuando no se conceda el régimen de visitas. Si una parte no cumple la orden judicial, la otra parte podrá presentar una moción solicitando que el juez haga cumplir la orden. La ejecución de la orden puede incluir un fallo por dinero adeudado o un régimen de vistas adicionales. El juez podrá también declarar a una parte en desacato y ordenar que pague una multa o cumpla tiempo en la cárcel. Para información y formularios, diríjase a nuestra página de internet sobre Moción para hacer cumplir una Orden Familiar (Orden para mostrar causa)


Modificación de una Orden de Tutela o de Régimen de Visitas

Cualquiera de las partes podrá solicitar al tribunal una orden de modificación de tutela o de régimen de visitas en el caso que hayan cambios de importancia substancial en las circunstancias después de la emisión de la orden y si ésta modificación fuera lo mejor para beneficio del menor. Para información y formularios, diríjase a nuestras páginas de internet sobre Modificación de una tutela y Modificación del régimen de visitas.


Registrar una Orden Externa

Antes de que se pueda ejecutar o modificar una orden proveniente de otro estado, primero se deberá registrar en el estado de Utah. Para información y formularios, diríjase a nuestra página de internet sobre Registración una Orden Externa.


Formularios


Información Relacionada



Page Last Modified: 8/12/2013
Return to Top